Estación Juncal del tren Trasandino

Más que una audioguía

Estación Juncal del tren Trasandino

 

 

En medio de la montañosa Cordillera de Los Andes, a una altitud de 2250 metros, se encuentra la estación de trenes de Juncal, un conjunto compuesto de tornamesa, talleres, estanque de agua, carbonera, viviendas y estación de pasajeros.
 
Este conjunto formó parte del proyecto del Ferrocarril Trasandino promovido por los hermanos Clark quienes buscaban comunicar los puertos de Buenos Aires y Valparaíso a través de la Cordillera de Los Andes. Esto cobraba trascendencia ya que hasta iniciado el siglo XX el viaje entre Argentina y Chile era en mula o por mar. En este sentido, las redes de comunicaciones fueron fundamentales durante el proceso de industrialización y globalización de Chile, desde antes del siglo XX.
 
Este proyecto fue autorizado por el Congreso chileno en 1874. En 1885 ya se había finalizado el tramo entre Buenos Aires y Mendoza, sin embargo, en Chile se inicia la construcción recién 13 años después de su aprobación en 1887. En 1890 se completaba el tramo de 28 kilómetros entre Los Andes y Salto del Soldado.
 
En 1895 debido a las dificultades financieras y a la falta de apoyo de los sucesivos gobiernos chilenos y argentinos, la Trasandine Railway Company quiebra pasando a manos de bancos británicos. El Bank of London en sociedad con Michael Grace (Nueva York) se hicieron cargo del proyecto a través de la empresa Trasandine Construction Company.
 
El reinicio de las obras no se hizo efectivo hasta 1901. En 1903 en el lado argentino llegan hasta la Estación Las Cuevas. En Chile la inauguración se realiza luego de 23 años del inicio de las obras, en 1910.
 
El proyecto de la vía férrea consideró el uso de trocha angosta ya que se economizaba un 25% en los movimientos de tierra, pero hacía el tren más inestable, no permitiendo altas velocidades. Para solucionar el problema de la fuerte gradiente, Mateo Clark viajó a Europa y trajo la solución de la cremallera. La estación Juncal es el punto de inflexión donde se inicia el tramo para ganar altura y llegar hasta el túnel principal a 3.000 metros de altura.
 
En 1979 se suspende el servicio de pasajeros y en 1984 después de una gran nevada en que no se reparan las vías, se suspende el tren de carga, quedando todo el conjunto ferroviario abandonado. Actualmente, de lo que había, sólo se conservan ruinas de las viviendas, estación y edificaciones de la maestranza ferroviaria. En general se mantienen en pie, muros de mampostería de piedra local y algunos tabiques de madera y cemento. Todas las edificaciones están sin techumbre, en pocos casos se encuentran algunos pavimentos, probablemente, en las viviendas de forma mayoritaria, tanto los pisos, como las carpinterías de puertas y ventanas, así como las techumbres y cielos, deben haber sido de maderas que, de modo posterior al abandono, fueron desmanteladas.
 

Imágenes Históricas


 

Imágenes Actuales


 

Referencias bibliográficas

 

  • LACOSTE, P. (2000). El Ferrocarril Trasandino 1872-1984 : un siglo de ideas, política y transporte en el sur de América, Santiago, Chile, Editorial Universitaria : Centro de Investigaciones Diego Barros Arana.
  • MARIN VICUÑA, S. (1929). Los Hermanos Clark, Santiago de Chile, Estab. Gráf. Balcells.
  • SEISDEDOS, S. (2009). El ferrocarril transandino. ARQ, n° 71, p.50-57.